• Ricardo Fabre

La dirección de empresa es una función no un puesto

Actualizado: 4 de sep de 2018

Mucho se ha escrito sobre el Director de Empresa. Pero dentro del universo de

ideas que se han externado sobre el tema, debemos rescatar algunas que son

críticas.


Dirección es una función no un puesto.


Dirigir implica asumir tres roles distintos.


 Estratega

 Constructor de organizaciones

 Operador


Un buen director asume siempre esos tres roles.

Es el estratega de la organización. Que define a dónde hay que llegar, cómo se va a

llegar ahí y con qué recursos se logrará alcanzar esa meta.- La primera de ellas es que la Dirección es una función no un puesto.

Tiene que ver con conducir a un grupo de personas a un objetivo determinado. El

objetivo, debe coincidir en tres niveles: en el de la organización, en el del líder de la

organización en el de los individuos que la conforman.


- La segunda es que dirigir implica diagnosticar, decidir qué hacer y hacer que

suceda.

Un diagnóstico en base a la información y análisis, conocimientos y experiencias y

así decidir ¿Qué opciones hay? y ¿Cuál de las opciones tomar? Y así, llevar a cabo

esa decisión. El Director va siguiendo estos pasos, siempre con la mira puesta en

alto, y pendiente de la situación actual.


- Y tercero, hay que dirigir, no resolver problemas.

El Director se puede enfrentar a una serie de problemas que ponen en “peligro de

muerte” a la empresa; sin embargo, debe ir más allá de los problemas y, al irlos

resolviendo, cimentar una organización más firme y más sólida de cara la futuro.


Un Director exitoso:


Va “construyendo” la organización;

Va consiguiendo (y asignando) recursos,

Va“creando” la cultura de la empresa y, sobre todo, va logrando que la empresa vaya

desarrollando capacidades que le permitan alcanzar los objetivos que se propuso.


Es un buen operador que va dando seguimiento a las actividades necesarias para

llevar a cabo la estrategia y construir la organización.


Ricardo Fabre

@ricardofabre